Adrián y Rubén: misma sangre, mismos colores

Adrián Real y Rubén García coinciden por primera vez en un mismo equipo, el de su ciudad, el Elche CF

0
Imagen: Andrea Palazón / franjiverdes.com

La pasión por el fútbol pasa de generación en generación. Adrián Real Canales, y Rubén García Canales, dos primos unidos por una misma pasión, el fútbol. El capricho del destino los hizo en su día separarse para tomar caminos distintos dentro del fútbol, pero el amor hacía unos colores y hacia su ciudad hizo que ambos lograran encontrarse por primera vez en un campo de fútbol vistiendo la misma camiseta, la del Elche CF.

Imagen cedida por la familia de los jugadores

Desde sus primeros toques al balón, la calidad de ambos era evidente. Adrían, nacido en Terrasa, y Rubén, nacido en Elche crecieron pegados a un balón de fútbol. A pesar de no vivir en la misma ciudad en sus primeros años, por el trabajo de Miguel Ángel Real, padre de Adrián, y ex jugador de fútbol profesional, los primos crecieron muy unidos. La aventura del fútbol para ambos empezaba, y con la vuelta de Adrián Real a Elche con 6 años, los primos estaban preparados para seguir esta travesía juntos.

Imagen cedida por la familia de los jugadores

Un día estábamos jugando en la Ciudad Deportiva con mi padre y Carmona y nos dijo que en el Pablo Iglesias estaban haciendo equipos de niños, nos llevaron a las pistas del Toscar y empezamos a jugar”, explica Adrián. Rubén por otra parte, tras empezar como su primo en el Pablo Iglesias fichó por el club franjiverde en la etapa benjamín.

Tras formarse en las canteras ilicitanas, el momento de volar llegaba para Adrián Real. En 2013 el portero se marchaba a Cádiz para empezar su etapa más profesional dentro del fútbol. “La falta de minutos aquí en el juvenil hizo que me fuera. Me salió la oportunidad de irme a Cádiz y decidí irme a vivir una nueva experiencia”.

Imagen cedida por la familia del jugador

La andadura en el mundo del fútbol seguía para Adrián Real. Tras dos años en el Cádiz, llegando a debutar en Tercera División, el portero decide fichar por el Alcoyano B en busca de oportunidades. Con una media de 15 partidos disputados, el de Terrasa no baja los brazos y pelea por la titularidad. La seguridad bajo palos hicieron que Adrián se marchara a Tercera División, el Almoradí vio en el portero un cerrojo para su portería y no dudó en añadirlo a sus filas. Vistiendo la camiseta del Almoradí, Adrián se enfrentó al Elche Ilicitano en un partido en el cual el portero encajaría 4 goles.“Tenía muchas ganas de jugar ese partido. Pero al final perdimos, encajamos varios goles, pero al final jugar en tu ciudad, y con la gente que conoces, es emocionante”.

Imagen cedida por la familia del jugador

Rubén, por su parte, mientras su primo se formaba, seguía su camino dentro de la cantera franjiverde. La velocidad, la entrega, la pasión y la magia que desprenden sus botas no pasaron desapercibidas a los ojos de la masía, que vieron en el lateral ilicitano un buen jugador para su cantera. Rubén se marchaba al FC Barcelona. Con tan solo 16 años y tras crecer en la ciudad ilicitana, el lateral derecho veía el momento de alzar el vuelo. Para la familia del jugador fue algo emocionante; “me emocioné muchísimo y me sentía muy orgulloso de mi primo porque es muy grande poder vivir eso”, asegura Adrián Real.

Separarte de tu familia, de tus amigos, de tu equipo, de tu ciudad, no es nada fácil, pero Rubén logró sobreponerse a todo ello y demostrar su fútbol una vez más. “Al principio fue duro, pero la relación con mis compañeros era muy buena, nos ayudábamos entre nosotros, así que fue bastante positiva la estancia allí”. La escasez de minutos en el equipo y el hecho de no tener cerca a su familia, hicieron que Rubén volviera a Elche y fichara de nuevo por el conjunto franjiverde.

En la nueva temporada con el División de Honor, el lateral se coronó como un titular indiscutible para Ramón Villagordo, llegando a disputar 23 encuentros. La temporada no arrancó del todo bien, pero finalmente esta familia lograba levantar la Copa Federación. “No empezamos con buen pie, pero estaba tranquilo. Estábamos trabajando muy bien, había muy buen grupo, teníamos muy buena relación entre todos, había buen equipo, y yo sabía que tarde o temprano los resultados iban a llegar”.

Imagen: Andrea Palazón / franjiverdes.com

Cuando posiblemente menos lo esperaban, los caminos futbolísticos de Adrián y Rubén se unirían esta temporada, el Elche CF les daba la oportunidad de jugar juntos por primera vez. “Nunca pensaba que podríamos coincidir en un equipo, pero estamos muy contentos de estar juntos en el equipo de nuestra ciudad. Tengo una relación fantástica con mi primo”, añade Rubén. Siempre dicen que la familia es lo más importante, un pilar fundamental, y para los primos verdaderamente lo está siendo. La posibilidad de verlos jugar en un mismo equipo está siendo emocionante, y ambos afirman que la familia lo lleva bien, pero admiten que su abuela es la única que se pone un poco más nerviosa y prefiere no ir a verlos jugar.

Imagen: Andrea Palazón / franjiverdes.com

A pesar de que el equipo no está pasando por su mejor momento, los jugadores confían plenamente en el equipo. “Somos un equipo joven, pero creo que estamos jugando muy bien y estamos compitiendo. Al final los resultados negativos sirven para aprender. No creo que sea algo preocupante”, aclara Adrián. Aunque los resultados no acompañen, lo cierto es que tanto Rubén cómo Adrián están gozando de minutos en el nuevo Elche Ilicitano dirigido por Acciari. Adrián, está siendo el elegido para defender la portería franjiverde, y Rubén, cómo era de esperar, sigue siendo un titular indiscutible a pesar de la gran competencia. Si bien es cierto que la calidad de Rubén no pasa desapercibida, y el lateral fue convocado la pasada jornada con el primer equipo para viajar a Sagunto. “Fue algo muy grande. Estaba muy emocionado por ello y esperemos que se pueda volver a repetir en un futuro”.

Adrián y Rubén, esos primos que crecieron pegados a un balón de fútbol, que persiguieron sus sueños sin importar lo lejos que tuvieran que llegar a volar, esos que se apoyan el uno al otro en los momentos más importantes, los que viven y disfrutan el fútbol cómo nadie se encuentran por fin en un mismo terreno de juego. La amabilidad y sencillez junto al carácter, y la calidad que desprenden sus botas tienen la suerte de compartir vestuario. Ambos, vistiendo la misma camiseta, unidos por un mismo objetivo, por los mismos colores y tratando de defender el escudo del equipo de su ciudad, su equipo, el Elche CF.

Imagen: Andrea Palazón / franjiverdes.com

Agradecer tanto a Adrián Real cómo a Rubén García el trato y la confianza depositada para poder realizar la entrevista. Desde franjiverdes.com les deseamos la mayor de las suertes defendiendo el escudo del Elche CF.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta