Bascuñana: “El Ilicitano debe mantener esa base tan buena que tiene”

Entrevistamos en exclusiva al ex entrenador del Ilicitano, que nos hace una valoración de lo que ha sido para él esta temporada tan difícil del filial franjiverde.

0
Fotografía: Juan Monzón / Franjiverdes.com

David Bascuñana llegó a la entidad del Elche CF para llevar al Juvenil B de Liga Nacional. Pero con el paso de las jornadas, y un Ilicitano que no conseguía adaptarse a la categoría, el entrenador recibió la llamada de Jesús García.

Su experiencia con la selección juvenil murciana bien podría serle de utilidad al filial. Bascuñana sumó un total de 24 puntos, divididos en cinco victorias y nueve empates.

“Yo este reto me lo tomé super ilusionado. Porque significaba una confianza en el esfuerzo que hacemos en el fútbol base. Esto te hace ver que cualquier otra persona podría haber entrado, y al final confiaron en mi”, nos explicaba el entrenador cuando le dijeron que iba a llevar las riendas del Ilicitano.

Una de las cosas que hemos querido saber es lo que le faltaba al equipo para estar más arriba. “El equipo lógicamente estaba en una situación delicada en puntos. Estábamos con nueve puntos, penúltimos en la tabla, pero a cinco de poder salir de allí. Para mi, no era delicada en trabajo. Ellos estaban trabajando genial y lo único que estaban pagando las consecuencias de ser un equipo joven“, comentaba el míster.

“Al equipo me lo encontré con falta de confianza, pero más por los resultados que por trabajo. Con gente tan joven, pues yo empecé a darles más cariño. Al mismo tiempo, también tuve que tomar decisiones difíciles en algunos jugadores. En su momento, consideré que no estaban para jugar, y tuve que ser entrenador tanto dentro del campo como fuera”, relataba Bascuñana.

Lo cierto es que la llegada de David Bascuñana supuso un cambio significativo en el equipo, y también en los resultados. Las victorias ante Almazora, Villarreal ‘C’ y Rayo Ibense, permitieron al equipo salir de los puestos de descenso. “Las cinco primeras jornadas fueron dos derrotas y tres victorias. A partir del partido del Villarreal ‘C’, ya no volvimos a pisar los puestos de descenso. Sí que es verdad que estábamos a veces empatados a puntos con el que marcaba el corte, que estuvimos cerca. Pero no volvimos a meternos en descenso”.

Más adelante, el calendario del equipo no fue nada favorable. Eldense, Castellón (los dos fuera) y Atlético Levante (en casa) eran sus próximos rivales. Fuera seguía sin poder sumar, pero en casa sí que se iba sumando. Tan sólo el Olímpic de Xàtiva pudo ganarle al Ilicitano en el Martínez Valero con Bascuñana en el banquillo.

“Acuérdate lo que te decía, yo siempre decía que hay que sumar, sumar y sumar. Nosotros en casa siempre hemos intentando ser valientes y buscando crear ocasiones. Además, recibíamos muy pocos goles. Salvo ese día que has dicho, el del Olímpic, y el Atlético Levante que nos marcó dos goles…el resto de partidos encajamos cero o un gol en casa. Eso nos hizo mantenernos muy vivos”, relataba el entrenador.

“Yo tuve la desafortunada, y a la misma vez alegría, de que no pude contar al principio con jugadores importantes. Me refiero, el ejemplo de Benktib. Él desafortunadamente ya no estaba con el primer equipo, pero a nosotros nos ayudó mucho con su calidad”, comentaba Bascuñana.

“Considero que los partidos en casa se estaba jugando muy bien. Menos el partido contra el Olímpic, que no jugamos nada bien y merecimos perder. Pero el resto de partidos, incluso los empates, jugamos bien. Sí que es verdad que echo de menos que ganáramos alguno de los empates. Porque si ganamos el del Paterna, que luego vino el partido del Almazora, pues ya teníamos ahí la salvación”, nos seguía explicando el míster.

De su último partido en el banquillo del Ilicitano, una derrota por 1-0 ante el Almazora, Bascuñana recordaba lo que les dijo a los jugadores. “Fue un partido, que para mi era de empate a cero, pero bueno. Yo les dije a los jugadores que, en el peor de los casos, que defendiéramos el golaverage. Que al final, el equipo se ha salvado gracias a ese golaverage”, remarcaba Bascuñana.

Un hecho demostrado con números, y que le han permitido a Bascuñana tener nuevas puertas abiertas de cara a la próxima temporada. Son ya varios equipos de fútbol que se han puesto en contacto con él para ocupar el banquillo de entrenador.

Con respecto a la salvación del equipo, Bascuñana se mostraba muy contento y aliviado por la permanencia del equipo. “Yo me alegro muchísimo. A día de hoy, sigo manteniendo contacto con Jesús, con Fidel y con Jorge Codero. Yo no soy nada rencoroso y entiendo la decisión que tomó el club”.

Llegados a este punto, le preguntamos sobre el por qué de su cese. Los números que hemos repasado antes no daban pie a una destitución. Bascuñana nos decía que “fue por un tema de trabajo. Porque yo compaginaba otro trabajo con el de entrenar al equipo. A mi el club me hizo una propuesta para dejar este trabajo, pero no me compensaba. Me sentía honrado por ello, pero por las circunstancias no podía aceptarla. Igualmente, el club fue muy considerado, que hasta preguntó a los jugadores si podían entrenar por las tardes. Que al final fue así, tú lo sabes”, explicaba Bascuñana.

“Cuando llegó el tramo de los últimos cinco partidos, Jesús me hace ver si me veía capaz de sacar al equipo adelante. Porque ellos veían que hacía falta cambiar un poco y que necesitaban una persona que estuviera plenamente dedicada al equipo, por lo que estaba en juego”, nos decía el entrenador.

“No fue nada sobre el trabajo que estábamos haciendo ni por lo que estuvimos demostrando. Pero tampoco quise insistirle en la situación. Porque intuía que buscaban algún cambio. Llegamos a un mutuo consenso, porque yo me di cuenta que para él fue una situación muy difícil. Miramos lo mejor para el club, y para adelante”, seguía relatando Bascuñana.

“Yo lo que he aprendido de esta situación, del fútbol, es que hay que vivir el presente. Que yo insisto en que me siento muy agradecido por todo y la confianza que tuvo el club conmigo. Pero no tengo que mirar en el futuro, sino vivir en el presente. Es algo que tengo que aprender del mundo del fútbol”, terminaba el míster.

Para finalizar, le preguntamos sobre si ve una buena base para formar un equipo que pueda pelear los ‘play-off’ de la temporada que viene. “El equipo es un señor equipo. Todo equipo tiene que reforzarse todas las temporadas, por muy bueno que sea. Pero el Ilicitano debe mantener esa base tan buena que tiene. Considero que el año que viene, es cuestión que ellos aprendan lo que han sufrido este año. Considero que ellos van a aprovechar lo de esta temporada para ser mejores. También tenemos que aprender, a nivel de club, de no cometer los mismos errores para evitar estas circunstancias de sufrir tanto. Yo espero y ojalá estén ahí el año que viene”, concluía Bascuñana.

Desde Franjiverdes.com darle las gracias por su labor y dedicación para sumar todos los puntos posibles. Le deseamos mucha suerte en el futuro. Quien sabe si los caminos del Ilicitano y de Bascuñana se volverán a cruzar.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta