El futuro del fútbol base

Proyectos de jugadores que llevan aquí varios años, han abandonado el club al no mostrar interés por ellos. Entra la duda de si merece la pena invertir en el fútbol base.

0
Fotografía: Entrenamiento Ilicitano / Juan Marín (Franjiverdes)

OPINIÓN. Para mi, es difícil escribir estas palabras. El motivo es que he conocido a futbolistas con amor a un escudo y a un club. Que han defendido esa camiseta blanca con su franjaverde, esforzándose al máximo y sin bajar los brazos.

Futbolistas que llevan aquí años, que ya estaban aquí antes de que yo aterrizara por esta web. Los conocí un día que me acerqué a verles en el Díez Iborra. Era el mismo verano que el Elche había sido descendido a Segunda, y como era lógico, muchas caras de alegría no habían.

No me malintepreten, aquí han estado chicos que han dado mucho en sólo un año. Pero hoy quiero centrarme en esos jugadores que llevan aquí cuatro, cinco, nueve años o más en el fútbol base del Elche CF.

Les fui conociendo, fui descubriendo su pasado y su trayectoria. Enseguida me di cuenta de quiénes llevaban más tiempo, quiénes tenían más experiencia y los que habían estado tantos años juntos. Se conocían sus movimientos, sus desmarques y sus debilidades.

La visión de juego que tiene Javi Llor se veía incrementada con la agilidad de Kilian Morante. Un simple gesto, un movimiento casi invisible para el contrario, era suficiente para que ellos dos se entendieran.

De igual manera pasaba con Fran Martínez, Primi Férriz y Rubén García. A la hora de defender, se nota más cuando existe un vínculo entre los jugadores. El realizar las coberturas, los seguimientos, el repliegue… Los defensas tienen que jugar muchos minutos juntos para saber qué necesita cada uno.

Ellos llevan aquí muchos años, y duele verles marchar de esta manera. Veo marchar a Branimir Cipetic, lateral ofensivo con mucha proyección. Llegó perdido al Ilicitano, tras una cesión, y se adaptó rápido al estilo del equipo. No es casualidad, es porque se ha esforzado para lograrlo.

Los únicos que pueden tener posibilidad de quedarse son Javi Llor y Primi Férriz, pero antes deben convencer al cuerpo técnico. No sé qué más deben hacer estos chicos para merecerse una oportunidad.

El Ilicitano ha estado luchando arriba dos años seguidos, con todas las dificultades que han habido con el descenso a Segunda. Por supuesto, también es gracias a más jugadores y al cuerpo técnico que estaba antes. Pero es que a ninguno le han dado la oportunidad de estar arriba.

Duele ver proyectos de futbolistas en el Elche buscando nuevos destinos porque “aquí no tienen sitio”. Pues si en Segunda B no hay sitio para los canteranos, no sé en qué momento lo van a tener.

Como bien apuntaba mi compañero Borja Pastor, parece que nunca es un buen momento para apostar por ellos. Si el Elche está en Primera, es que el salto es demasiado grande. Estamos hablando de la élite en el fútbol español.

Si el Elche está en Segunda, es que es una competición muy dura, con jugadores veteranos. No es lo mismo, aquí el chiquillo se va a perder.

Si el Elche está en Segunda B, es que tenemos que hacer un equipo para poder ascender ya. Hay que apostar por gente de la categoría y preparada.

Pues damas y caballeros, el Elche a bajado a Segunda B no por falta de calidad. Porque la plantilla tenía nivel y calidad. Se ha bajado por desgana y apatía por parte de unos cuantos jugadores. Dos cosas que no van a tener estos chicos porque tienen hambre. Quieren demostrar lo que valen y defender el escudo que llevan.

Ahora estos chicos han encontrado nuevos proyectos, incluso en equipos de Segunda B. Entonces, yo me hago esta pregunta, ¿Merece la pena seguir invirtiendo dinero en el fútbol base?

Yo no digo que los nuevos fichajes no sean buenos, todo lo contrario. Pero si cada vez que bajamos de división, lo que hacemos es sacar el talonario, no tiene sentido invertir en la cantera.

¿Qué mensaje se les está dando a los juveniles, cadetes e infantiles? ¿qué van a estar aquí cuatro, cinco años y luego no darles la oportunidad de estar en el primer equipo? Pues es lógico que entonces pasen casos como el de David Valero.

Su marcha me ha sorprendido mucho porque era de lo mejor que subía del División de Honor. No le puedo culpar al chico porque el panorama no es muy optimista.

Tampoco creo que el no apostar por gente de la cantera sea el único motivo de la marcha de jugadores. Hay más factores. Pero pienso que esta situación lo que hace es restar a la hora de que un jugador decida quedarse en el Elche.

Eso sí, pienso que aquí soy un novato. Tengo la sensación de que esto lleva así muchos años, y a mi ahora me ha tocado vivirlo con dolor. Porque sí, me duele verles marchar.

En el sentido de que me gustaría verles con la camiseta franjiverde, de decir con orgullo que he visto cumplir el sueño de este jugador llegando al primer equipo.

Si ahora no es el momento de apostar por la cantera, no sé cuándo será ese momento. Quizás no existe ese momento, quizás el Elche debería de plantearse su modelo futbolístico.

Uno de los mejores momentos que he vivido con ellos.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta