El Ilicitano visita la Casita de Reposo

Jugadores y cuerpo técnico del filial estuvieron en la Casita de Reposo para llevar distintos regalos y pasar un tiempo con los niños y niñas del lugar.

0
Fotografía: Juan Marín / Franjiverdes.com

A veces viene bien realizar algún tipo de actividad para desconectarnos. Ante el partido importante contra el Paiporta, el Ilicitano ha querido tomarse un respiro y salir de tanta tensión que existe en el ambiente.

La plantilla casi al completo del Ilicitano (más de 20 jugadores) acudió a la Casita de Reposo para compartir regalos y su tiempo con los más desfavorecidos. Incluso también estuvieron los jugadores que entrenan en el primer equipo; y algún jugador del División de Honor.

No faltó el cuerpo técnico del filial. Desde los preparadores hasta el propio míster, David Bascuñana, se presentaron en el lugar para dar alegría a los niños y niñas de la Casita de Reposo.

Tras entregarles distintos regalos, los jugadores tomaron una merienda con los pequeños del lugar. Es cierto que se mostraban hasta nerviosos por ver a los jugadores del Elche. Pero conforme pasaban los minutos, se iban soltando más.

Además, cabe recordar que la mayoría de jugadores del Ilicitano tienen una edad comprendida entre los 18 y 20 años. Jóvenes para una experiencia como esta, pero les sirve para ver cómo otros siguen adelante pese a las dificultades de la vida.

Después de la merienda, los jugadores del Ilicitano estuvieron realizando actividades de deportes con los niños y niñas. Jugaron al fútbol y al baloncesto mientras pasaban las horas y caía la noche.

Al final del día, todos lo pasaron en grande y pudieron desconectar por un breve periodo de tiempo. Un acto que ellos no olvidarán, como tampoco lo harán los pequeños que viven en la Casita de Reposo.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta