Fidel Martínez: “Lo importante es que estos chicos vayan creciendo”

Entrevista al entrenador del Ilicitano, Fidel Martínez; y al mediocentro del equipo, Jero Rocamora.

0
Fotografía: Juan Monzón / Franjiverdes.com

Hemos podido a entrevistar a dos caras muy conocidas en el fútbol base del Elche CF. Fidel Martínez, actual entrenador del Ilicitano; y Jero Rocamora, capitán del equipo que lleva muchos años en el club franjiverde.

Lo primero que le preguntamos a Fidel es cómo se sintió cuando le ofrecieron llevar al Ilicitano, tras la buena actuación que hizo con el Juvenil de División de Honor. “Yo cuando hablo con Jesús, le transmito que este no es el momento, que pueden haber otras personas para poder hacerlo. Él entiende que la persona debo ser yo, y soy un tío de club. Así que acepté esa responsabilidad”.

La llegada de un nuevo entrenador puede afectar a la plantilla. O quizás no. Jero nos contaba que  “afectar, no nos afecta. Siempre que viene un entrenador, aunque Fidel no es una cara nueva porque ya le conocemos, todos queremos dar más por el equipo y todos estábamos muy enchufados para entrar en el once”, nos explicaba el jugador.

Lo más difícil para Fidel era contar con sólo cinco jornadas para darle algún cambio al equipo. “Poco tiempo es”, nos contaba el míster. “Porque el trabajo se debe realizar en pretemporada, que tienes seis semanas para ello. En ese tiempo, uno pone los cimientos de lo que va a ser ese equipo. Pero yo tengo claro qué sistema me gusta. Porque al final tienes que mirar más la plantilla que tienes. Por suerte yo conocía a todos los chicos y ha salido perfecto”.

También hemos preguntado un poco por el pasado de cada uno de ellos. El mediocentro Jero Rocamora nos dijo que él empezó “en el cadete de segundo año. Antes estaba en el Kelme, que allí empecé con cuatro o cinco años. Luego ya, cuando era cadete de segundo año fue cuando fiché por el Elche”. Otro jugador que lleva varios años en el fútbol base, y toda una apuesta para que siga en el puesto de capitán.

El míster no se queda atrás, y nos cuenta su trayectoria como entrenador. “Yo empiezo en el Zafiro, lo que es ahora el Celtic Elche. Empiezo en benjamín de segundo año. Después fui subiendo hasta llegar a entrenar al cadete de primer año. Ahí es cuando me llama el Elche, me llama Pablo Martínez y Miguel Ángel Real. Comencé llevando el Juvenil ‘C’, que estaba en Primera Regional. El Juvenil ‘B’ lo llevaba José Manuel Más, y el Juvenil ‘A’ lo tenía Vicente Parras“, explicaba Fidel mientras recordaba a otros entrenadores del fútbol base ilicitano.

“Después, cojo al año siguiente al Juvenil que estaba en Liga Nacional. Galiana ese año llevaba el Juvenil ‘A’, y sobre diciembre o así me llamaron para llevar a ese equipo, al Juvenil ‘A’. Al siguiente año, pues empecé a realizar otras funciones en el club. Hasta este año que he llevado al División de Honor y al filial”, concluía el míster.

Con respecto a Jero Rocamora, el año pasado apenas pudo jugar en el Ilicitano porque tenía una importante misión con el División de Honor. Un equipo que, recordamos, estuvo sufriendo para conseguir la salvación. “Sí, la verdad es que el año pasado tuvimos un mal arranque. Sacamos sólo un punto de doce. Por suerte a final de la temporada tuvimos una buena racha y consiguiendo más victorias. Pero nosotros queríamos optar a la Copa del Rey, porque éramos una buena generación y nos conocíamos todos. Lo malo fue el mal arranque que hicimos”, rememoraba Jero, al igual que hicieron Ramón Bernad y Alberto Vázquez en las entrevistas anteriores.

Sobre el sufrimiento también sabe mucho Fidel Martínez. El camino de los cinco últimos partidos no ha sido nada fácil. “Ganamos el primer partido en casa contra el Crevillente. Vamos a Villarreal y conseguimos otra victoria. Muy trabajada, muy de equipo. Llegamos a casa contra el Roda, un partido muy bueno para mi. No metimos esas cinco o seis ocasiones claras que tuvimos, y ellos llegaron una vez y nos marcaron. Una jugada desafortunada, un saque de esquina, rebota el tiro en Revilla y nos marcan. Ese día fue duro porque con esos tres puntos estaríamos casi salvados”, relataba el entrenador.

“La siguiente semana, vamos a Ibi y perdemos. Campo muy difícil, aunque pienso que un empate hubiera sido más justo. No nos merecimos ganar, pero tampoco perder. Es verdad que los últimos diez minutos sí que debimos de dar mucho más, y de competir mucho más”, analizaba Fidel sobre la derrota ante el Rayo Ibense.

“Pero aquel día fue el punto de inflexión. Allí nos dimos cuenta de que lo teníamos en nuestras manos. Dependíamos de nosotros mismos. Si vas y ganas, lo tienes hecho. El equipo salió enchufado contra el Eldense y, vamos, hicimos un partido muy parecido al del Roda. Estos cinco partidos yo no les puedo reprochar nada. Al contrario, yo los he felicitado, ellos son los que han conseguido esto. También felicitar a José Luis Acciari, a David Bascuñana y a Nacho, que estaba con David. Porque ellos también han ayudado para conseguir el objetivo de la salvación”, remarcaba el míster.

No fueron las únicas palabras de agradecimiento. Tanto Fidel como Jero le dieron las gracias a Jesús García, responsable del fútbol base del Elche CF. “Quiero reflejar y hacer constar el trabajo de Jesús García, desde el principio de temporada. Pero hay un momento muy importante con Jesús. Cuando termina el partido en Ibi, estamos todos destrozados. Él es el primero que cree en conseguir la salvación. Entra al vestuario, que él no suele entrar al vestuario. Pero quería entrar, y cuando lo hace, le dice a los jugadores que lo van a conseguir, que dependían de ellos mismos. El primer gol contra el Eldense fue gracias a la confianza que nos dió Jesús”, nos explicaba el entrenador Fidel Martínez.

El mediocentro del Ilicitano también recordaba aquel momento tan importante para ellos. “Nosotros estábamos tristes, con las cabezas agachadas. Pero Jesús nos transmitió toda su confianza. Las palabras que nos dijo Jesús, al final nos convenció. Nos decíamos, tiene razón, es que dependemos de nosotros. Nos convenció de ello”, decía Jero con una sonrisa.

“Se empezó a mirar de otra manera. Porque somos nosotros los que teníamos que ganar. Si nosotros ganábamos, no nos teníamos que preocupar ni del Almazora ni del Buñol ni de nadie. Si ganábamos, nosotros nos salvábamos. Por eso lo afrontamos con mucha ilusión y ganas. Contra el Eldense salimos muy enchufados”, puntualizaba Jero Rocamora sobre un hecho trascendental para la plantilla y el equipo.

Tras finalizar el partido contra el Eldense y estar ya salvados, Jero nos decía cómo se sentían los jugadores. “Mucha liberación, mucha tensión tras estar todo el año trabajando. Merece la penta tanto sufrimiento para luego darnos la alegría que nos dimos todos juntos. Al final ha merecido la pena”. Un sufrimiento que un servidor ha vivido en sus carnes, y les aseguro que ha sido un camino muy duro para ellos.

Para terminar, le preguntamos a Fidel Martínez la misma pregunta que le hicimos a David Bascuñana; si veía una buena base para luchar por los ‘play-off’ la temporada que viene. “Hay una buena base para seguir trabajando. Eso de luchar por ‘play-off’ u otro objetivo, vamos a ser claro. Somos un filial, tenemos un presupuesto muy justito. Pero tenemos grandes jugadores, y yo como les digo, somos el Elche Ilicitano. Nosotros tenemos que trabajar, trabajar y trabajar. Hay que hacerlo en pretemporada. Llega diciembre y seguir trabajando. Lleva final de temporada y seguir trabajando. Luego estaremos en la posición en la que tengamos que estar, pero lo importante es que estos chicos vayan creciendo. El objetivo es trabajar para que estos chicos puedan subir al primer equipo”, concluía el entrenador del Ilicitano.

 

 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta