Fotografía: Juan Monzón / Franjiverdes.com

Saltaban ambos equipos al césped del Díez Iborra, que como viene siendo habitual por estas fechas, empieza a estar más seco de lo normal. Para los locales vencer suponía alejarse de la zona roja. Para los visitantes, no perder el “tren de la cabeza” en la clasificación.

Comenzaba el partido, con una alineación habitual en casa del Ilicitano, pero distinta a su anterior partido. Vázquez y Jony en posiciones más a la banda, y un doble pivote formado por Jero y Víctor. Edu Latorre entraba por Pablo Serrano en el once, con Soro en el banquillo.

Ya en el minuto 5, avisaba el Orihuela cuando Iván llegaba por banda izquierda y disparaba a puerta por bajo. Juanma, que estuvo muy atento, pudo detenerlo con los pies. Un preámbulo de lo que iba a ocurrir durante el resto del encuentro.

El Ilicitano respondió a esta jugada con un chut de Molina al borde del área, cuando Vázquez se metía en la zona interna y le dejaba el balón perfecto para el disparo. Sin embargo, el tiro se marchó desviado.

El equipo amarillo estaba haciendo estragos por las bandas. Tras un cambio de banda muy bien ejecutado, Iván se metía sin marca en el área. No pudo rematar dicho centro, pero le faltó muy poco.

Pasaban los minutos y el Ilicitano no conseguía quitarle el balón al Orihuela. Rodri, Nico, Jose Carlos y Brian estaban realizando un trabajo espectacular en la medular. Una “máquina bien engrasada” con un sistema que parecía automático.

La parte negativa para ellos vino con la lesión de Nacho Porcar, jugador con pasado en la cantera del Elche. Su tobillo se resintió en una jugada, y el entrenador Villafaina decidió cambiarlo por Marc Sirera.

La siguiente ocasión del Ilicitano la tendría Jony al rematar de cabeza un centro, pero el balón no encontró portería. El Orihuela estaba jugando con fuego, y apretaron en el último tramo del primer tiempo.

Los amarillos se encontraron a Juanma en una doble ocasión que bien podría haber sido gol. Brian se plantaba mano a mano con el portero franjiverde, pero estuvo muy atento. El rechace lo volvió a coger Brian, pero otra vez estaba Juanma para impedir el gol.

Pese a esta buena actuación, luego vino el gol visitante. La jugada de antes, un cambio desde la banda derecha hacia la izquierda, donde esperaba Jose Carlos al segundo palo sin marca para rematar de cabeza sin que el portero pudiera reaccionar.

Se cumplió la famosa frase de “tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe”. Los ‘escorpiones’ no paraban de llegar al área franjiverde. Alguna ocasión iban a meter ante tanta insistencia.

Tras el paso por vestuarios, los dos equipos mostraron todas sus armas para buscar la victoria. El Orihuela no cambió su guión en ningún momento, teniendo el balón con jugadas rápidas al primer toque. Jony presionaba junto con Molina su línea de pase en la defensa, mientras Jero y Víctor cubrían la zona centro.

Pero la presión ejercida por el Ilicitano no estaba dando resultado. El toque rápido del Orihuela y el no adelantar las líneas franjiverdes estaba pasando factura.

De hecho, durante el segundo tiempo, el Ilicitano se quedó muy metido atrás en vez de buscar el gol del empate. Una estrategia algo extraña que dejó muchas dudas entre los aficionados del Díez Iborra.

En el minuto 61, sacaba Edu Latorre un disparo bajo palos cuando Juanma tuvo que salir de su posición para cerrar un disparo muy cercano a su palo. El jugador del Orihuela dio un pase al punto de penalti para que rematara su compañero. Pero Edu estuvo muy atento para tapar la portería vacía.

Se puso la situación peor cuando Álex Espinosa se lesionó al detener un disparo rival. Aunque pudo tapar el tiro, llegó tan forzado que la fuerza del balón lo desestabilizó. Perdió el equilibrio en su pierna de apoyo, y la rodilla le hizo un gesto feo. Más adelante, le preguntamos al míster por su estado y nos comentó que “parece que sólo fue un pequeño esguince de rodilla, pero tendremos que hacerle pruebas para saber si tiene algo más”.

Mientras, el Orihuela seguía a lo suyo. El capitán Rodri ponía un balón perfecto que se paseó por la línea de gol, pero Iván se pasó de frenada para rematarlo. Después, Nico realizó una jugada increíble para irse de tres jugadores franjiverdes. Cosechó una falta muy peligrosa para los ‘escorpiones’.

Salvi la lanzaba y marcaba un golazo para el Orihuela. El balón pasó con efecto por encima de la barrera y ajustado al palo. Juanma se estiraba todo lo que podía, pero no conseguía llegar al balón.

A falta de cinco minutos para el final, el Ilicitano marcó el “gol del honor” cuando Ismael entraba por el centro libre de marca. La única ocasión clara que tuvo el Ilicitano en todo el segundo tiempo.

Pero no se jugó más, los ‘escorpiones’ tiraron de oficio para que el reloj fuera corriendo y llevarse tres puntos importantes del Díez Iborra.

Ahora toca esperar lo que hacen el resto de equipos, pero el filial franjiverde podría dormir esta noche en la zona roja de la tabla.

Ficha técnica:

Elche CF Ilicitano: Juanma; Rubén García, Ramón Bernad, Edu Latorre, Espinosa (min. 68, Óscar Gil); Víctor Gómez, Jero; Jony, Vázquez (min. 55, Ismael); Salinas (min. 60, Habibe), Molina.

Orihuela CF: Emilio; Rafita, Nacho Porcar (min. 26, Marc Sirera), Fran Martínez, Salvi; Jose Carlos, Nico, Rodri, Brian (min. 76, Antonio); Ivan (min. 86, Sebas), Ayo.

Goles: 0-1 (min. 43, Jose Carlos), 0-2 (min. 84, Salvi), 1-2 (min. 88, Ismael).

Árbitro: Alberto Salazar López de la Oliva del colegio valenciano. Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores Vázquez, Salinas, Ramón, Juanma y Adrián Real para los locales; y con tarjeta amarilla a los visitantes Rafita, Fran Martínez y Rodri.

Incidencias: Partido de la jornada 11 del Grupo VI en Tercera División, disputado en el campo Díez Iborra de la ciudad deportiva de Elche ante unos 250 espectadores.

 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta