Fotografía: Juan Monzón / Franjiverdes.com

Explicar cómo fue este partido es complicado. Los aficionados vivieron toda una montaña rusa de emociones. Primero se adelantaba el Ilicitano, luego empataba el Atlético Levante, después se ponían por delante; y al final con la última jugada, el Ilicitano empataba el encuentro.

Con una alineación inicial con muchas bajas (no estaban Samba, Kofi y Kiko), el Ilicitano salió desde el primer minuto a morder y presionar al rival.

El plan parecía estar claro: presionar arriba desde el inicio y buscar un gol tempranero. Después, con el marcador a favor, aguantar todo lo posible.

Pero el Atlético Levante no es líder por casualidad. Kaiser, Cortell, Delgado y Aly estaban creando muchos problemas al mediocentro franjiverde.

Una jugada por la izquierda, conducida por Delgado, casi se convierte en gol cuando su centro al segundo palo lo remata Cortell. El disparo se marchó fuera, pero era el primer aviso de los visitantes.

El Ilicitano tampoco se quedó atrás y respondió después con otra ocasión muy clara de Adrián Molina. Hugo pelea un balón dentro del área y su rechace lo pilla Rubén García. El lateral llega a línea de fondo, la pone al segundo palo y Molina salta para intentar rematar el centro. No lo consigue, pero estuvo muy cerca.

Dos ocasiones más tendría cada equipo hasta llegar al descanso. El primero de Hugo Sánchez, tras aprovechar una contra rápida del Ilicitano. Pero la defensa del Atlético Levante estuvo muy rápida y le quitó el balón.

La otra ocasión la tuvieron los visitantes, cuando Juan Delgado se plantó ante Adrián Real en el área pequeña. Su disparo se marchó muy alto y malogró la ocasión.

Al descanso llegaban los dos equipos con el resultado de 0-0. La parte negativa es que el Ilicitano había realizado un esfuerzo mayor. Sin el premio del gol, la segunda mitad iba a ser sufrida para los franjiverdes.

El Atlético Levante estuvo más cómodo los siguientes 45 minutos. El Ilicitano no podía seguir presionando tan arriba, y apretaron líneas atrás para buscar alguna contra. Los visitantes empezaron a acercarse mucho a la portería de Adrián Real.

Justo sobre el minuto 64, Molina aprovechaba un pase largo desde la defensa. Una contra que dejaba al jugador sólo ante el portero Cárdenas. Nada más llegar al área, era derribado por detrás y el colegiado pitaba penalti.

Molina no falló y adelantaba a los franjiverdes en el marcador. Ahora tocaba seguir aguantando y aprovechar otra ocasión para marcar.

El Atlético Levante fue entonces con todo al ataque. Sabiendo que la derrota no era una opción para ellos, empezaron a asediar el área del Ilicitano. Los chicos de Bascuñana pelearon con todo lo que tenían.

Se podía ver el cansancio en todos ellos, pero no aflojaron. Adrián Real tuvo que intervenir hasta en dos ocasiones para evitar el gol del empate. Siguieron aguantando, aunque de nada les sirvió. Primero Joan Monterde y después Juan Delgado, marcaban un gol cada uno y remontaban el partido para los visitantes. El marcador estaba en 1-2.

Las jugadas fueron muy parecidas. Ataque por su banda derecha, toque rápido en el área, el jugador rival se escora a banda y disparo raso al palo largo de Real. Un jarro de agua fría para las esperanzas del Ilicitano.

Todo esto ocurría cuando el reloj marcaba ya el 89. Sin embargo, el Ilicitano no se rindió y buscó el empate durante los cuatro minutos de añadido que concedió el árbitro.

El empuje, el orgullo y la fuerza por la supervivencia en Tercera División les brindó otra oportunidad para lograr el empate en el marcador. En la última jugada, el árbitro señalaba un segundo penalti tras un agarrón en el área.

Otra vez Molina lo transformaba en gol y el partido terminaba justo en ese momento. Un empate sacado con orgullo y garra que le permite al Ilicitano seguir luchando por la permanencia.

Por desgracia, el final del partido no fue nada bueno. La tensión entre los dos equipos terminó en tangana, empujones e insultos. Además, por el túnel que va a los vestuarios se podían escuchar gritos y golpes.

Los delegados y responsables de las instalaciones pedían calma, aunque costó bastante que jugadores y cuerpo técnico del Atlético Levante pudieran marcharse sin causar algún desperfecto.

Ficha Técnica:

Elche CF Ilicitano: Adrián Real; Rubén García, Edu Latorre, Fran Martínez, Óscar Gil (min. 47, Vicente Valor); Jero Rocamora, Ibrahim; Molina, Vázquez (min. 80, Habibe), Ismael Martínez; Hugo.

UD Atlético Levante: Cárdenas; Manzanara (min. 73, Quintana), Moore, Joan, Ramírez; Kaiser, Cortell (min. 73, Joel Rodríguez), Hacen, Delgado; Viana, Aly (min. 85, Álex Gil).

Goles: 1-0 (min. 66, Adrián Molina (p)), 1-1 (min. 79, Joan Monterde), 1-2 (min. 89, Juan Delgado), 2-2 (min. 94, Adrián Molina (p)).

Árbitro: Jorge Tárraga, del comité valenciano. Amonestó con tarjeta amarilla a los visitantes Aly Abeid, Joel Rodríguez, Juan Delgado, Shaquell Moore y Kaiser. También amonestó con amarilla a los jugadores locales Alberto Vázquez, Adrián Molina, Fran Martínez, Adrián Real y Jerónimo Rocamora.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 23 del Grupo VI de Tercera División, disputado en el Martínez Valero ante 300 espectadores. Al finalizar el encuentro, se produjeron distintos enfrentamientos entre jugadores y cuerpo técnico.

 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta