Partido solidario entre la Asocación de Clubes de Elche y el CD El Altet

El partido tuvo la presencia y colaboración de los exjugadores Benjamín Zarandona y Gregory Beranger

0
Fotografía: Juan Marín / Franjiverdes.com

Fue un partido de los que dejan marcan, tanto por la labor social del encuentro como por las condiciones en las que fue. Parecía que el tiempo iba a mejorar ese viernes, pero no fue así. Frío y lluvia azotaron el polideportivo de El Altet ante un cielo oscuro.

Pero esto no desanimó para nada a los chavales, con muchas ganas de jugar un partido y pidiendo a sus padres que los llevaran. Ninguno quería perderse este encuentro y jugar al lado de Benjamín Zarandona o de Gregory Beranger.

Una vez estaban todos, salieron al campo y escucharon las palabras de Benjamín. Recordó que lo importante del fútbol es disfrutarlo. Que el fin de este partido es para ayudar a los niños de Guinea Ecuatorial y pasarlo bien.

Benjamín se puso con los jugadores del CD El Altet, mientras que Beranger hacía lo propio con el equipo formado por distintos jugadores de la Asociación de Clubes. Pudimos ver a niños de la Peña Raval, Kelme, Intangco, Pablo Iglesias, CD Carrús, CF Titán… entre otros equipos que colaboraron.

Al comienzo del primer tiempo, los equipos no querían arriesgar mucho. Ya sea para guardar fuerzas o por el mal tiempo, el marcador llegó al descanso con un 0-0. Los porteros apenas habían hecho acto de presencia.

En la segunda parte, fue algo muy distinto. Los jugadores ya parecía que habían entrado en calor, y empezaron a verse las primeras ocasiones. Pudimos ver espléndidas paradas de los cancerberos, como combinaciones en ataque a un toque que daban envidia sana a los que estábamos viendo el partido. Daban ganas de saltar al terreno de juego y contagiarte de la felicidad que irradiaban.

Los goles empezaron a llegar también, pero lo más importante fue verles jugar y sonreír en un partido bajo la lluvia. No importaba el frío, no importaba el viento. Sus corazones eran cálidos al disfrutar de un partido de fútbol sin presiones. Sólo con el objetivo de disfrutar.

El marcador quedó en un empate a 3, que reflejó la más que igualdad entre ambos conjuntos. Pero nadie le dio importancia, todos lo habían pasado bien, habían disfrutado y ahora tocaba irse a las duchas para escuchar la charla-coloquio de Benjamín.

Una vez ya resguardados dentro del polideportivo, el exjugador Zarandona estuvo explicando adónde irían a parar todas las cajas de material recaudado. Con distintos vídeos, pudo mostrar lo que hacían con ese material cuando llegaban a Guinea Ecuatorial.

Además, también impartió una cierta clase sobre los valores en el mundo del fútbol. Mensajes dirigidos tanto a los niños como a los entrenadores o a los padres. Es algo desgarrador cuando vemos a un padre insultar a los niños del equipo rival o cuando se pelean con el entrenador porque su hijo no está jugando.

A estas edades, lo importante es que ellos disfruten del fútbol. Como hicieron aquel día, jugar un partido por mero entretenimiento. Porque el fútbol nos puede unir y nos puede enseñar valores importantes en nuestras vidas.

Fotografía: Juan Marín / Franjiverdes.com

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta