Un deporte con honor

Desde muy pequeños se les enseña a jugar al rugby, pese a que pueda parecer un deporte muy duro.

0
Fotografía: Juan Monzón / Franjiverdes.com

La Ciudad Deportiva de Elche cuenta con un campo de rugby, situado al lado mismo de la famosa Mano de escalada. En este campo, se reúnen distintos equipos de la provincia para realizar lo que se conocen como “trobadas”.

Lo que más puede llamar la atención es la edad de los jugadores que hay por el propio campo. Son niños de categorias S12, S14, S16… siendo los más mayores de S18. Es decir, son niños con edades comprendidas entre los 10 y 17 años. 

Nos explican que muchos de ellos empezaron en S3, desde muy pequeños. Por supuesto, a esas edades se les enseña más los conceptos básicos del juego. Cómo hacer pases hacia atrás y hacia el lateral, los movimientos de desmarque o enseñarles a caer para que no se lesionen.

Lo cierto es que enseñar a edades tan tempranas a saber caer es un paso importante para ellos. Evitarán lesiones que puedan producirse en un placaje o cuando les toca percutir.

Pudimos observar que había tanto niños como niñas durante los partidos, aunque realmente estos encuentros no intentan fomentar una competitividad excesiva. No existe una clasificación para saber quién es mejor que el otro. Simplemente, realizan partidos para aprender y disfrutar del deporte.

Ese tipo de trobadas son muy comunes para conocerse los jugadores, el cuerpo técnico y también los padres de los jugadores. Fomentan el compañerismo y el intercambio de experiencias entre unos y otros.

El buen ambiente y la cordialidad se puede incluso respirar, a diferencia de otros deportes. Pongamos un ejemplo, ¿piensan que sería posible una trobada como esta con los equipos Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid? ¿jugadores, entrenadores, directivas, aficionados y amigos?

Es difícil de ver algo como lo anterior por la gran rivalidad que existe entre ellos, que no deja espacio para este tipo de trobadas como en el rugby. Estos se realizan más o menos cada dos o tres semanas. La ubicación de ellas va cambiando, pues se van desplazando por los distintos campos de la provincia.

Equipos como La Vila o el Akra de Alicante son fijos en este tipo de encuentros. También lo es el equipo Rugby Unión de Elche, como otros tantos de la zona.

Además, aunque pueda parecer muy agresivo, las lesiones que se producen en el rugby no difieren mucho de las del fútbol. Hay más contacto, correcto, pero los jugadores de rugby están preparados para ese contacto. Aprender a colocar el cuerpo y estar en posición es importante.

Lesionarte un tobillo, una muñeca o incluso fastidiarte la rodilla puede suceder en cualquier deporte. No es algo exclusivo de un deporte de contacto, sino que ocurre tanto en el fútbol, baloncesto o en el tenis.

Es de admirar el respeto que se tienen desde pequeños los jugadores. Claro que van al contacto, pero se puede observar como no intentan lesionar al rival.

Un ambiente más sano de lo puede parecer desde fuera, y alejado del fútbol moderno que tanto afecta a los jugadores. El caso más reciente ha sido el del joven delantero Victor Pino, que ha colgado las botas a sus 21 años.

 

Fotogalería en Facebook, por Juan Monzón: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1036515849803865.1073742475.154944694627656&type=1&l=7135bf6ea1 

Fotogalería:

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta