Un Kelme CF con mucha garra

El conjunto ilicitano se encuentra a un paso de cerrar su continuidad en División de Honor

0

Siendo este su segundo año consecutivo peleando en la élite del fútbol juvenil, el Kelme CF se encuentra a tan solo un punto de sellar la permanencia matemática. Su rival en la última jornada, la UD Alboraya, se ve obligado a ganar para no descender de categoría. Después de completar una magnífica campaña el año pasado, un equipo totalmente  renovado no ha dejado de pelear para conseguir una recompensa que esperan lograr este fin de semana.

Cambio de aires también en los banquillos.

Respecto a la anterior plantilla, el equipo ha sufrido hasta 15 nuevas incorporaciones para afrontar esta temporada. Tras la salida de Fran Beltrán, el puesto de entrenador también quedó vacante y el club ilicitano apostó por un técnico experimentado en Tercera División y Preferente, Fran Rodríguez. Con la ayuda de Humberto Hernández y José Pertusa en su cuerpo técnico, no piensan en otra cosa que en sellar la permanencia matemática.

El técnico callosino, nuevo en esta categoría, empezó el proyecto con ilusión y alegría, y explica así sus ideas a principio de temporada: “Este proyecto comenzó con el objetivo de que el Kelme CF mantuviese la categoría en División de Honor siguiendo las expectativas de que este club tiene a todos sus equipos en la máxima categoría”.

Humberto Hernández, segundo entrenador, comenta las diferencias entre trabajar con juveniles y amateurs: “La diferencia se encuentra en el hambre del jugador, la motivación propia para querer ser alguien en este deporte que te permite trabajar como quieres. El futbolista amateur se conforma con su situación”.

“La temporada está siendo bastante positiva y mejorada con la última victoria frente al Atlético Madrileño cuando mucha gente nos daba por descendidos. Los jugadores tiraron de orgullo interior y hemos sacado adelante situaciones muy complicadas. Estoy muy satisfecho con el resultado teniendo jugadores que debutaban en la categoría” explica Fran Rodríguez de cara a esta temporada.

José Pertusa, delegado del equipo, habla del grupo como uno de los más competitivos contra filiales de equipos de Primera División, como Villarreal y Valencia. “Es mi primer año con chavales tan jóvenes y es una bonita experiencia, pienso que llegarán varios de ellos a la élite del fútbol nacional”.

El cuerpo técnico asegura que no se contempla la posibilidad de bajar de categoría, ni en el cuerpo técnico ni en los jugadores, asegurando que lo van a dar todo tirando de casta y haciendo saber a todos cómo es la garra del Kelme CF

Un capitán que jamás abandonó el barco.

Manu Castelló, capitán del Kelme CF, ha afrontado la que seguro no ha sido su mejor campaña deportiva ya que una enfermedad y las lesiones lo han mantenido apartado más de media temporada. Sin embargo, su coraje le ha permitido mantenerse con el grupo y acabar la temporada a gran nivel.

“Fue un tiempo muy difícil. Una mononucleosis me apartó de los terrenos cerca de dos meses y nunca había estado en una situación así. Estaba en un gran estado de forma pero ese tiempo me hizo valorar la suerte que tengo de jugar al fútbol. Un edema me tuvo al margen otros dos meses que se hicieron eternos, pero por suerte he llegado tramo decisivo”, explica el capitán.

Manu Castelló señala que el equipo empezó con muchas caras nuevas, casi todas debutantes en División de Honor. “Hemos estado trabajando para estar a la altura de la categoría. Una de las virtudes de este equipo es la capacidad de adaptación, competimos a un gran nivel y hemos crecido más que nunca”.

“Desde que llegué al Kelme CF he recibido un trato excepcional. Agradezco la confianza que me han dado y es un honor llevar el brazalete. Es mi última temporada como jugador de este club y tengo que devolver todo este afecto consiguiendo el objetivo”, afirma Manu.

Un cerrojo que ha dado muchos puntos.

Con 29 goles encajados en 29 jornadas, el Kelme CF se posiciona como el tercer equipo menos goleado de la categoría, una baza que le ha permitido no dejar de pelear hasta la última jornada.

Un pilar fundamental en el equipo es el guardameta, Ethan Tormo, que agradece la confianza que han depositado en él tanto el cuerpo técnico como los compañeros y el club. “En la portería existe bastante responsabilidad porque al ser un equipo que va a pelear por la permanencia se necesita el máximo de ti y hay que estar al 100%. Hay que recompensar el esfuerzo que hace el equipo en los partidos no encajando goles y dándolo todo”, explica el portero.

Uriel Jové, un líder en la defensa del equipo de la garra, señala que el aspecto defensivo en esta temporada ha sido importantísimo ya que es una categoría donde es muy difícil hacer goles y por lo tanto debes encajar lo menos posible. “El momento más complicado de la liga fue en la Jornada 7 cuando visitábamos al Villarreal, todavía no conocíamos la victoria y conseguimos sacarlo adelante”, afirma el central alicantino.

La dificultad del “9” del Kelme CF.

Ismail El Harchi llegó al club ilicitano procedente de Murcia, atraído por el nivel futbolístico de la zona y por las ganas de jugar en un equipo con un papel importante para hacer una gran temporada en su último año como juvenil.

“Este año he aprendido que sin esfuerzo y sin sacrificio no se pueden alcanzar los objetivos. Es importante saber sufrir y me han enseñado que el equipo en su conjunto es más importante que uno mismo. Hay que aprovechar las escasas oportunidades que tienes por partido”, señala el delantero.

El “9”del Kelme CF afirma que su objetivo desde el principio es ayudar al equipo con los goles, esperando serlo también en la final del domingo, y crecer como profesional.

El Kelme CF disputará la última jornada de la temporada en el feudo de la UD Alboraya, este domingo a partir de las 12:00. Los de Fran Rodríguez necesitarían puntuar mientras que el conjunto valenciano se ve obligado a sacar los tres puntos. Una familia que desea continuar muchas más temporadas en la élite del fútbol juvenil.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta